La evolución general de las dinámicas de los mercados: su globalización, sus cambios constantes, cada vez más frecuentes, la capacidad de los competidores para adaptarse, y la importancia creciente de la tecnología para afrontar con garantías los retos que estas dinámicas presentan, cada día, a las empresas, obligan a estas a disponer de unas capacidades de mantenimiento y adaptación de los sistemas informáticos totalmente industrializadas.

Un servicio profesionalizado, rápido, ágil, flexible, capaz y, además, a menor coste que la competencia.

Con nuestro Servicio de Gestión de Aplicaciones (AMS – Application Management Service) ofrecemos, a nuestros clientes, la posibilidad de disponer de todas esas ventajas de una forma sencilla y rápida.

El servicio global incluye múltiples subservicios y su propio modelo de gobierno.

En cada caso, se podrá concretar el alcance del servicio, tanto en las aplicaciones incluidas como en los subservicios que se deben considerar, así como el Acuerdo de Nivel de Servicio y el alcance temporal.

La metodología de trabajo para la ejecución del servicio, desde la fase inicial hasta la devolución del servicio, una vez finalizado el acuerdo,  también está definida: